viernes, 2 de diciembre de 2016

Croquetas de trigo sarraceno y brócoli.

Hoy os traemos una receta-truco, realizada con el trigo sarraceno que nos sobró del día de antes, cuando hicimos una ensalada.

Como ya sabéis, nuestra política es no desperdiciar ningún alimento y adaptar el menú según los excedentes que tengamos por casa. Si no tenéis trigo sarraceno, no importa! Unas alubias, garbanzos o lentejas irán también muy bien; solamente deberéis tener cuidado con que la textura de la masa pueda moldearse bien y no quede muy húmeda. Y como son un alimento seco, acompañarlas de una salsa casera será lo ideal.

¡Esperamos que os sirvan como idea para realizar nuevos platos con vuestras sobras!
¡Feliz día!

INGREDIENTES  (PARA 7-8 CROQUETAS):
1 zanahoria pequeña
1/2 pepino rallado y bien escurrido
1 trocito de cebolla
2-3 arbolitos de brócoli
2 ajos
1 pizca de perejil para la salsa y otro para las croquetas
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra
1 chorrito de aceite de oliva
1/2 taza de trigo sarraceno ya cocido
1 yogur natural (de soja, cabra, etc.)
1 pizca de harina de sarraceno para rebozar las croquetas (o la harina que queráis)   

En un robot de cocina se coloca la zanahoria, el perejil, la cebolla, el brócoli, la sal y un ajo. Se pica durante unos segundos y se añade el trigo sarraceno. Se vuelve a picar un poco y listo.

Ahora, empezamos a formar con las manos bolitas compactas de nuestra masa. Si os quedaran poco compactas, añadid unas almendras, nueces, piñones o algunos garbanzos triturados.

Las pasamos por la harina y las doramos un poco en la paella o las ponemos 10 minutos a 170° en el horno. De las dos maneras están buenas. Además, como los ingredientes pueden comerse crudos, no necesitan mucho cocinado.

Para la salsa: en un bol colocamos el pepino rallado, la sal, la pimienta, el ajo rallado y un chorrito de aceite. Removemos y decoramos con el perejil.

Ahora solamente emplatamos y servimos con pan libanés, de pita o solas! De todas las maneras están ricas.

¡A comer!

domingo, 27 de noviembre de 2016

Infusión de tomillo, romero y ortiga.

Últimamente el otoño nos deja días preciosos pero muy variaditos... tanto que pueden hacer que nuestra semana sea más larga de lo normal debido a algún que otro dolor de garganta... Sí, a nosotros, nos ha pillado! 😌

Pero, para hacer frente a esta pequeña recaída otoñal, tenemos un remedio que nos va genial. Ojo, que no significa que le vaya bien a todo el mundo; con el tema de las infusiones debemos informarmos bien antes de tomarlas, ya que algunas están contraindicadas si se toma medicación, se está embarazada, etc.

Nuestro remedio para el aparato respiratorio está compuesto de tomillo y romero, que son un antibiótico natural; al igual que el jengibre y la cúrcuma, que acompañado de un poco de limón es un buen antiinflamatorio;  otro antiinflamatorio es la camomila. Añadimos también un antiviral como la menta; un toque aromático y digestivo con la albahaca y un antibactericida con la ortiga.

 Vaya, hacemos un coctel total!

Recordad, no todas las hierbas aromáticas que ponemos en esta receta sirven para todas las personas. Aunque a nosotros nos va bien, debéis adaptar la receta a vuestras preferencias, necesidades o limitaciones y, sobre todo, consultad con vuestro especialista o médico de familia antes de tomar cualquier infusión.


¡Esperamos que disfrutéis mucho de lo que queda día!   

INGREDIENTES (750ml):
3 tazas de agua
1/2 cucharadita de tomillo
1/2 cucharadita de romero
1 disco de 1 cm jengibre 
1/2 cucharadita de menta
1/2 cucharadita de  camomila
un poco de piel de limón (una tira) 
1/2 cucharadita de albahaca
1/2 cucharadita de cúrcuma
1/2 cucharadita de ortiga 
una pizca de pimieta negra  (optativo. Si está inflamada la garganta, nosotros la
 eliminamos para no provocar más irritación

Se lleva a ebullición el agua con todos los ingredientes. Cuando empiecen a aparecer las burbujas, se saca el cazo del fuego y se deja reposar unos 7-10 minutos. 

Se coloca todo en una tetera para servir o, según vamos bebiendo, lo vamos colando y sirviendo en una taza. 


Ahora solo queda elegir vuestra taza favorita y degustar.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Dulce de caqui y frambuesas.

Aprovechando los frutos que nos brinda el otoño, hoy os dejamos un dulce muy fácil hecho con caquis. 

Ahora, como ya sabéis, este fruto está en plena temporada y nos ofrecen todos sus nutrientes (vitaminas A, C y E. Clicad aquí para saber más de sus propiedades). Por eso, nada mejor que realizar un postre vistoso y rico en solamente 5 minutos! Sí, sí, ni más ni menos!

Esta receta ha nacido de nuestras ganas de comer algo dulce y 100% natural. ¡Ideal para todos!

Ademas, podéis reemplazar las frambuesas por grosellas o fresas congeladas; o poner una capa de semillas de chía remojadas en leche la noche antes o 4 horas antes; incluso podéis poner una capa de frutos secos a trocitos. De todas las formas está riquísimo! 
Venga, utilizamos los caquis hoy?

INGREDIENTES (2 PERSONAS):
2 caquis pequeños
1 chorrito de limón (optativo)
1 puñado de frambuesas congeladas (cantidad al gusto)
un puñado de nueces o frutos secos (al gusto; enteras o trituradas)

Se trituran las frambuesas en la batidora y se vierte el puré obtenido en los recipientes elegidos.

Se lavan bien los caquis; se trocean y se colocan en el vaso de la batidora, junto al chorrito de limón. Se bate bien y se vierte un poco en cada uno de los recipientes, encima del puré de frambuesas.


Decoramos con las nueces enteras o trituradas y listo!

Ejemplo con semillas de chía y grosellas

 



viernes, 11 de noviembre de 2016

Paté vegetal de pimiento asado y aceitunas.

Esta semana os dejamos otra receta que nos hace viajar a... Turquía.

El paté que os presentamos hoy se parece mucho al "muhammara" (la crema de pimientos, nueces y granada de la gastronomía Siria), aunque el nuestro solamente llevará el pimiento rojo e irá acompañado de aceitunas negras, almendras y ajo. Unos ingredientes que podemos tener fácilmente por casa y que en cinco minutos harán de este sencillo plato uno de nuestros favoritos! (abstenerse los que no amen el pimiento...Sorry!)

Normalmente, lo más conocido de la cocina turca son sus platos de carne o de pescado, verdad? Pero sus patés, tomados como entrante y llamados "meze", son una verdadera delicia! Suelen llevar frutos secos y pueden estar hechos con tomate seco, aceitunas, berenjena, etc.; e ir acompañados de pequeños panes o panes de pita. ¡Mmmm, a ver quién puede resistirse a eso!

Nosotros os hemos dejado una versión inventada y más personal del paté de pimiento rojo, ya que no tenemos la receta base...aunque esperamos que también os guste. Ah, y lo servimos con un pan integral libanés delicioso!

  Y, como siempre decimos, a cada uno de crear el suyo!
¡Buen provecho!

INGREDIENTES  (PARA UN TARRO DE 200ML): 
1 pimiento rojo asado al horno (a 170° durante 60 minutos más o menos) al que le quitamos la piel
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de pimentón dulce (optativo) 
1 cucharadita de cúrcuma
1 chorrito de aceite de oliva
6-8 almendras (o nueces, anacardos... lo que más os guste)
1 pizca de pan (optativo, por si os queda muy líquida)
2-3 aceitunas negras (al gusto. Nosotros pusimos unas pocas,ya que eran un pelín saladas, pero cualquier tipo irá fenomenal; por eso no añadimos sal a la receta!)
1 ajo
1 chorrito de limón
1 pizca de comino (optativo)
1 pizca de sésamo, semillas, perejil...para decorar

Se ponen todos los ingredientes en el vaso de la batidora y se baten hasta obtener la textura deseada. Si os queda muy líquido podéis añadir para darle más consistencia un poco de pan, garbanzos o alúbias ya cocidas; incluso un poco más de frutos secos. 

Lo vertemos todo a un recipiente y decoramos con sésamo o lo que más nos guste.

¡Esta receta es ideal para llevar al trabajo con crudités o un poco de pan; o como aperitivo para comer en casa! 

*Damos la bienvenida a los miembros recién llegados al blog ¡Gracias!

sábado, 5 de noviembre de 2016

Sopa miso de arroz y chucrut.

Continuando con las recetas niponas, hoy os dejamos una "receta truco" (recetas que son fáciles de hacer y que están compuestas por algún ingrediente que nos ha sobrado de una preparación anterior. Y también, nos ayuda a no malgastar comida y a cuidar nuestro bolsillo).

Partiendo del arroz ya cocido, podemos hacer un entrante de sopa miso muy fácil y rápido!


Como ya sabéis, el arroz uno de los platos de acompañamiento que nunca falta en su comida diaria, incluido a la hora del desayuno! Por las mañanas pueden tomarlo acompañado de su sopa miso con algún encurtido y con semillas de sésamo blancas o negras (a vosotros de elegir. Nosotros elegimos la chucrut por sus propiedades, pero si no tenéis nada por casa, bastará con poner unas gotas de vinagre de manzana a un poco, pero muy poco, de zanahoria rallada o alguna otra verdura).

Y recordad que el caldo es muy importante para esta sopa. Uno casero quedará  ideal, pues lo más importante es aprovechar todos los recursos que tengamos por casa!

Os dejamos también una película un tanto peculiar y con críticas dispares. Realizada en 2014 pero estrenada este año en España: "un romance en Tokio". Basada en el libro semi-biográfico de la escritora Amélie Nothomb. 

¡Esperamos que tengáis un muy feliz fin de semana!


INGREDIENTES (2 PERSONAS):
1 taza de arroz basmati integral ya cocido (o el arroz que tengáis ya preparado en casa)
1 cucharada de algas secas hidratadas con agua (las que más os gusten) 
1 cucharadita colmada de miso
2 tazas de caldo de verduras (o el que tengáis a mano)
1 pizca de sésamo (molidas o sin moler)
2 cucharaditas de chucrut (o de algún encurtido natural. Optativo) 

Se lleva a ebullición el caldo con las algas hidratadas; se saca del fuego y se incorpora el miso, removiendo hasta que se deshaga. 

Ahora pasamos a componer el plato: colocamos el arroz; el caldo con las algas y el miso; colocamos la chucrut y decoramos con las semillas de sésamo.

¡Un plato rápido y nutritivo! 

Prometemos que en el próximo post no pondremos ninguna receta nipona... 

jueves, 27 de octubre de 2016

Sopa miso con fideos de trigo sarraceno o "miso soba".


Para los días otoñales más fresquitos, nada mejor que una sopa nipona que nos reconforte, no os parece? Por eso, hoy os dejamos un plato típico de japón, y tan fácil de hacer que no va a requerir más de 15 minutos (y ya exageramos!).

Seguro que muchos ya lo conocéis, pero es un plato tan fácil, que va bien con todo y siempre puede sacarnos de mil apuros: cuando viene una visita inesperada; cuando estás cansad@ y no te apetece cocinar mucho; cuando tienes un día friolero...Y lo bueno es que le puedes poner los ingredientes que más te gusten. Incluso hacer una versión más básica, solamente con miso, algas y los fideos soba (蕎麦).

Recordemos que el miso es un probiótico, por eso no debe ser hervido. Bastará con ponerlo en el caldo cuando el cazo haya sido sacado del fuego y no hierva.


¿Os animáis a crear vuestra versión más personal?

INGREDIENTES (2 PERSONAS):
2 huevos hervidos
2 cucharadas de algas variadas y rehidratadas con agua (o solamente unas, las que más os gusten o tengáis por casa)
10 setas pequeñas de tipo setas de cardo ( o a elegir: champiñones, shiitake...)
1 cucharadita bien colmada de sopa miso
1 chorrito de leche de arroz (optativo)
1 pizca de sésamo (al gusto)
4-6 rabanitos frescos
150 gr de fideos largos de trigo sarraceno (o cantidad al gusto)
1 litro de agua para hervir los fideos soba 
2 tazas de caldo de verduras o agua hervida para preparar la sopa

Por un lado, calentamos el caldo (las dos tazas de agua) junto con las setas y las algas hidratadas; por otro lado, calentamos el agua para los fideos. 

Mientras los dos cazos están al fuego podemos ir preparando los platos: colocamos los huevos hervidos (cortados a trocitos, por la mitad o enteros; como más os guste) y los rabanitos cortados.

Una vez el agua está ya casi hirviendo, bajamos el fuego y colocamos los fideos; dejamos cocer unos tres minutos (según fabricante) y los sumergimos en un recipiente con agua fría. Removemos para eliminar el almidón y los servimos en cada uno de los platos.

El otro cazo con el caldo (o agua), las setas y las algas, lo dejamos hervir un minuto; lo sacamos del fuego y añadimos el miso junto con un chorrito de leche (optativo); removemos bien y rociamos los platos con el caldo, las algas y setas. Espolvoreamos con sésamo y listo!

Parece complicado pero no lo es. Y tardamos menos de 15 minutos en total!

¡Buen aprovecho!

viernes, 21 de octubre de 2016

Zumo de granada, mandarina y naranja.

Como estamos en temporada de granadas, naranjas y mandarinas...qué mejor que darnos un "chute" de vitamina C y antioxidantes! Y si le añadimos jengibre, obtendremos una bebida un poco más picantona y saludable. 

Como durante el otoño suelen aparecer días más grises y lluvioso, os dejamos una película inglesa de 2013  para ver cualquiera de esos días sin sol: Una cuestión de tiempo. Y para los que ya la han visto, nada mejor que desempolvar en días grises comedias que te hagan reflexionar o reir mientras te bebes un rico zumo y comes algo más, verdad? Elige la que más te guste y date ese capricho.

¡Ánimo, llenemos de color nuestros días grises con comida y experiencias que nos hagan vibrar!

¿No os parece una buena combinación un zumo y una "peli" ❤?

INGREDIENTES (1 PERSONA):
1 naranja
1 mandarina
1 granada
1 pizca de jengibre rallado (optativo)

Se corta y se exprime todo. Añadimos el jengibre rallado por encima y listo! 


¡Chin chin!

viernes, 14 de octubre de 2016

Crema de puerros, patatas y manzana.

El otoño nos ofrece no solamente una luz magnífica y más tenue sino una de las frutas más versátiles: las manzanas! 

Las podemos comer crudas o cocinadas y de todas las maneras están buenísimas. No debemos dejar de lado sus propiedades y beneficios, tales como que es antioxidante, diurética, depurativa; existen tantas variedades como gustos tengamos: la gala, fuji, roma, granni smith, pink lady, etc. ; y además, son fáciles de transportar y de comer!

Nosotros os proponemos un plato que descubrimos junto a una gran amiga y que hicimos a nuestra manera. Lo especial de esta sencilla receta es que puede pasar de ser una crema más dulce a ser más ácida según la variedad que utilicemos. En ésta usamos la gala o "Royal Gala" para obtener un toque menos ácido.

¡Venga, aprovechemos el otoño y sus productos de temporada!


INGREDIENTES (2-3 PERSONAS):
3-5 puerros medianos
3 patatas grandes
1-2 manzanas a trozos y sin semillas (al gusto. Nosotros pusimos una)
3 vasos de caldo de verduras o agua (siempre quedará más sabroso con el caldo)
1 pizca de sal
1 pizca de cúrcuma
1 pizca de pimienta negra
1 chorrito de aceite de oliva (como siempre extra virgen)
1 pizca de polen (optativo)
1 pizca de semillas molidas (chía, sésamo y lino)


Limpiamos y cortamos las verduras a trozos grandes. Reservamos la manzana. Y lo ponemos todo (patatas, puerro y caldo) en un cazo y lo cocemos a fuego bajo hasta que las patatas estén blandas.

Ahora lo trituramos todo con una batidora, añadimos la sal y trituramos de nuevo con la manzana. Tras obtener una textura fina, emplatamos e incorporamos la cúrcuma, la pimienta negra molida, aceite de oliva, el polen y las semillas.

El polen tiene un sabor muy particular, si nunca lo habéis probado, mejor poner muy poco o probarlo poniendo un poco en una cucharadita de crema y no en el plato. Recordad que el polen es rico en aminoácidos, proteínas y otros micronutientes.

Y si lo compráis bio os aseguráis que las abejas no han sufrido una sobreexplotación.

*Podéis poner la manzana tanto cruda (es lo que hicimos nosotros) como junto las patatas para que cueza.

viernes, 7 de octubre de 2016

Yogur de soja y frambuesa.

Hoy os dejamos una receta dulce que puede reemplazar los yogures o postres de soja que encontramos en el mercado. Desde casa podemos controlar mejor los ingredientes, los azúcares y añadir la fruta fresca que más nos guste. Y sin aditivos ni químicos!

En este caso, hemos puesto la frambuesa como fruta, pero el plátano, el mango o los frutos rojos casarán perfectamente. En recetas anteriores os dejamos uno de chocolate muy bueno (clicad aquí. Y si queréis más postres clicad aquí).

¡Es muy fácil y rápido!


INGREDIENTES (3 yogures pequeños de soja):
400gr de tofu sedoso
1/2 vaso de frambuesas congeladas o al gusto (cuanta más fruta mejor estará. Solamente nos quedaban esas...)
1 cucharada y media de miel o al gusto (sirope de agave, estevia, etc)

Se mezclan en el vaso de la batidora todos los ingredientes. Se baten bien y se coloca la mezcla en los vasitos o recipientes deseados. Decoramos con una frambuesa o fruta fresca al gusto.

También podéis poner  trocitos de fruta fresca en ellos. Os lo aconsejo, están riquísimos!

¡Ahora ya no tenéis excusas para preparar los vuestros!
 

jueves, 29 de septiembre de 2016

Batido verde de limón, pepino y jengibre.

Parece que fue ayer y ya hemos dejado atrás el verano, verdad? Aunque, en ciertos lugares del hemisferio norte, todavía nos queda el llamado veranillo de San Miguel! Unos días un poco más calurosos que nos ayudan a despedirnos con alegría del verano y a prepararnos para afrontar las temperaturas más bajas del otoño e invierno.

Nosotros, para hacer frente a este tránsito estacional que nos lleva un poco de cabeza, tomamos un refresco que nos ayuda a calmar la sed del "calorcito" y nos refuerza el sistema inmune con ayuda del jengibre y la vitamina C.

                                               
 Ahí va la receta

INGREDIENTES (2 PERSONAS):
1-2 pepinos (1 o 2 pepinos, a elegir)
 medio limón sin piel (o el zumo de medio limón)
1 vaso y 1/2 de agua
unas ramitas de menta fresca
la ralladura de medio limón o lima
1 pizca de jengibre rallado
1 cucharadita de stevia, miel, sirope de agave, etc. (un edulcorante al gusto. Es optativo)

En el vaso de la batidora colocamos todos los ingredientes y los batimos bien hasta obtener la textura que más nos guste. Lo ponemos en una botella o bote de vidrio y listo! *Si nos ha quedado muy denso podemos añadir más agua o zumo de naranja. También lo podemos dejar un ratito en la nevera y tomarlo más fresquito. 

El pepino, al ser Bio lo ponemos con piel para aprovechar mejor sus nutrientes. Y no colamos la bebida, así disfrutamos de toda la fibra!

¡Feliz final de semana!

viernes, 9 de septiembre de 2016

Ensalada variada de col y cacahuetes.

Ya llega la vuelta al cole para muchos y con ello todo lo que implica volver: preparar desayunos, bocatas, tápers, etc. Por eso, hoy os  dejamos una receta de ensalada para llevar al trabajo.

Esperamos que la vuelta os sea leve y lo llevéis de la mejor manera.

Y como regalo, para aquellos que no la conozcan, os recomendamos una película muy especial: "The Lunchbox" (Lo podemos traducir como: la fiambrera o el táper, aunque en español la han traducido como "amor a la carta"). Una película del 2013, muy relacionada con los táper, que os llenará de aromas y sabores con los que idear más recetas para llevar (clica aquí para ver el trailer). 

¡Feliz vuelta a la rutina! ❤

INGREDIENTES (1 PERSONA):
1 zanahoria cortada a trocitos o rallada
5 tomates cherry (cortados en cuartos)
1 ajo a trocitos
col rallada o cortada (cantidad al gusto)
1 puñado de rúcola
1 puñado de perejil
1/2 pimiento rojo pequeño
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra molida
1 pizca de cúrcuma
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
1 pizca de jengibre rallado
el zumo de medio limón
La piel rallada de medio limón o lima 
un puñado de cacahuetes pelados y sin freir (naturales)

En un táper colocamos todos los ingredientes: las verduras (tomates, col, zanahoria, rúcola perejil y pimiento), los cacahuetes y el aliño (jengibre, cúrcuma, pimienta, sal, zumo de limón, aceite y la piel de limón rallada). Removemos bien y listo!

*Nosotros tenemos rallador eléctrico, pero cortado a trocitos también queda genial.


¡Esperamos que os guste esta nueva propuesta!

domingo, 4 de septiembre de 2016

Unos días de descanso.

Hola, lamentamos no haber publicado nada esta semana... nos hemos tomado unos días libres!

 Esperamos que los que empiezan esta semana sus vacaciones las disfruten mucho y desconecten de su rutina diaria (teléfonos, relojes e internet incluidos); a los que ya las han acabado, que empiecen con mucha energía; y, por supuesto, a los valientes que aún no las han tenido y siguen trabajando, mucho ánimo!


 ¡Hasta la próxima semana! ❤

viernes, 26 de agosto de 2016

Gazpacho de remolacha.

Menudo calorcillo nos está haciendo estos días...pero si no hiciera calor no sería verano, verdad? Pues para que disfrutéis del "caloret" sin deshidrataros, os dejamos un gazpacho de remolacha bien nutritivo. 

Recetas de gazpacho de remolacha hay muchas, la verdad, y riquísimas! Nosotros os dejamos la nuestra, pero os animamos a que busquéis y visitéis más blogs, con el fin de que encontréis o creéis la vuestra. 

Lo bueno de la cocina es eso, que cada uno puede realizar la receta que más vaya a su gusto o que mejor le siente a su cuerpo. Lo importante es comer alimentos que van a sumar nutrientes de calidad y no calorías vacías.

 Feliz continuación de verano

INGREDIENTES (PARA 1 PERSONA):
1 remolacha pequeña pelada y sin cocer
1 tomate pequeño
1 trocito de pimiento rojo (al gusto, nosotros pusimos como tres dedos)
1/4 de cebolla pequeña
1 vaso de agua
1 chorrito de aceite de oliva (como siempre virgen extra!)
1 chorrito de vinagre de manzana (optativo)
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra
1 ajo pequeño

En el vaso de la batidora colocamos todos los ingredientes, lo batimos bien y listo! Servimos decorado con verduras crujientes o con rúcola fresca.

Rápido, fácil y muy saludable, verdad? 

viernes, 19 de agosto de 2016

Salsa de tomate a la siciliana.

Esta semana os traemos una salsa de tomate muy versátil. La podréis utilizar en cualquier plato de pasta, arroz, con huevo, acompañando un buen pan o como relleno. Es ideal tenerla preparada de antemano, pues se conserva muy bien durante uno o dos días en la nevera (más no lo hemos comprobado).

Es una salsa que probamos en un restaurante italiano de origen Napolitano. La suelen servir con pasta cocida (tipo penne) y mozzarella de búfala; mezclándolo todo muy bien y dorándolo en el horno durante unos minutos. Te la sirven calentita y con el queso fundido.

Nosotros os dejamos nuestra versión más personal, está igual de deliciosa y la podéis acompañar con lo que más os guste. 

En próximos posts o dejaremos alguna otra idea de cómo utilizarla.

¿Os va un poco de salsa?  
 
INGREDIENTES (PARA UN BOTE DE MÁS O MENOS 1 L.):
1 berenjena grande
1 cebolla grande cortada a trocitos pequeños
1 kilo de tomates troceados o 750 gr de tomate en conserva troceado
2 ajos
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra
1 cucharadita de cúrcuma
2 cucharadas de albahaca seca o un manojo de albahaca fresca (al gusto)
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Partimos en dos la berenjena, hacemos unas incisiones con el cuchillo (tres en vertical y tres en horizontal. Debe quedar como una especie de tablero), las colocamos en el horno con un poco de aceite durante 30-40 minutos a 170°. 

Mientras se hacen las berenjenas, en una sarté sofreimos la cebolla con los ajos hasta que se ablanden un poquito; incorporamos el tomate, el basílico o albahaca, la sal, la pimienta negra y la cúrcuma; cocemos a fuego bajo durante 20 minutos y reservamos. 

Una vez listas las dos partes de berenjena, se cortan en trozos pequeños y se mezclan con la salsa de tomate; cocemos unos minutos y listo! 

Venga, a poner un poco de salsa a la vida!