sábado, 22 de abril de 2017

Panquemado integral.

Las monas, panquemados y los dulces en general, están presentes durante todas las fiestas pascuales, verdad? Pues nosotros, con lo dulzones que estamos, no íbamos a ser menos... así que nos pusimos manos a la masa y preparamos unos mini-panquemados integrales muy ricos.

Aunque esta receta esté basada en la receta original de mona de pascua vegana del blog gastronomia vegana (para ir al link clicad sobre el nombre del blog), nosotros le hemos hecho algunos cambios. Los ingredientes nuevos son: aceite de oliva, azúcar de coco, un poco de canela, vainilla en polvo y no hemos puesto los huevo de chocolate. 

  *Recordad que podéis probar las dos recetas y elegir la que más os guste o se adapte a los ingredientes que tengáis por casa! 😉

Esperamos que lo disfrutéis en buena compañia

INGREDIENTES (4 mini-panquemados):
400gr de harina de espelta integral o harina integral (con las dos sale bien)
125ml de leche de avena o cualquier leche vegetal
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
3-5 cucharadas soperas de azúcar de coco (nosotros pusimos tres porque no nos gusta muy dulce)
35gr de levadura fresca de panadero
la piel de 1 limón rallado
1 pizca de canela (optativo)
1 pizca de vainilla en polvo (optativo)
1 pizca de sal

En un bol mezclamos los ingredientes secos: la harina, la ralladura de limón, la sal, la canela, la vainilla y el azúcar; y en otro los ingredientes líquidos: la leche tibia mezclada con la levadura (hasta que quede bien deshecha) y el aceite.

Ahora mezclamos todo en un bol y amasamos bien unos minutos, hasta que tengamos una masa que pueda trabajarse, tipo pizza. Damos forma de bola y dejamos reposar la masa 30 minutos cubierta con un paño a temperatura ambiente.

Pasados los 30 minutos, dividimos la masa en cuatro y hacemos 4 bolas. Las dejamos reposar 20 minutos sobre el papel que irá en la bandeja del horno.

Precalentamos el horno a 180° / 170°, pintamos con un poco de leche, decoramos con un poco de azúcar de coco y lo ponemos al horno durante 30-40 minutos. Pinchamos para ver si sale seco el cuchillo y listo!

Dejamos enfriar y ya podemos degustar nuestro panquemado como más nos guste.


¿Con chocolate caliente quizás?😋

*Os dejamos las fotos de antes del horneado:

 


jueves, 13 de abril de 2017

Lentejas estofadas con arroz y verduras al curry.

En abril el tiempo suele ser muy cambiante, por eso, nada mejor que tener siempre a mano un número variado de recetas, tanto frías como de cuchara. Hoy, como propuesta, os dejamos un estofado de lentejas con arroz y verduras al curry.

Los guisos siempre son una buena idea, sobre todo en los días que pasamos más tiempo en casa; son una opción muy completa que podemos tomar como plato único, economizando tiempo en la cocina. Además, podemos poner las verduras que tengamos en casa, variando las recetas según nuestros excedentes. ¡Y lo mejor es que siempre salen platos estupendos!

Una recomendación, aprovechad los días soleados para disfrutar de los árboles en flor. No dudéis en coger vuestra cámara o teléfono e inmortalizar la belleza que nos regala la naturaleza estos meses. ¡Es gratuita!

¡Felices fiestas!

 INGREDIENTES (2 personas):
1/2 cebolla mediana
1 calabacín mediano
1 puerro
2 tomates
1 pimiento rojo pequeño 
1 ramita de apio
750 ml de caldo de verduras o agua
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra
1 hoja de laurel
1 cucharada de curry en polvo
1 cucharadita de cúrcuma 
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
1/2 vaso de arroz basmati integral
1/2 vaso de lentejas verdes o castellanas
1 cucharada de algas espagueti de mar (hidratalas antes de cocinar)

Se pelan, lavan y cortan a daditos las verduras. En una cazuela rehogamos a fuego bajo todas las verduras excepto el apio, con un poco de aceite. Cuando todo esté un poco blandito añadimos el arroz, removemos, ponemos el curry y doramos un minuto. Incorporamos el caldo, la hoja de laurel y las algas. Salpimentamos, añadimos la pimienta negra, la cúrcuma y dejamos cocer unos 10 minutos.

Pasados los 10 minutos, se incorporan las lentejas y se deja cocer 15 minutos más. Añadimos el apio y dejamos cocer 10-15 minutos más a fuego medio, hasta que todo esté cocido.

Ahora servimos y a comer! 🙌

jueves, 23 de marzo de 2017

Gnocchi o ñoqui de trigo sarraceno.

La comida italiana nos encanta, por eso hoy os dejamos otra receta de gnocchi,  pero esta vez están realizados con harina de trigo sarraceno. 

*Ideal para las personas con celiaquía o que quieran comer sin gluten.  

Esta receta la hemos realizado siguiendo la receta base, sin huevo y con harina de sarraceno, que le da una textura más mantecosa y sabrosa al gnocchi. Personalmente, a mí me gusta más así, aunque el segundo cocinillas prefiere la tradicional. A vosotros de probarla y comparar.

Italia es siempre una gran opción para viajar gatronómicamente desde casa, verdad? Y si os pasáis por nuestro apartado de pastas y pizzas podéis encontrar más ideas.

Viva la bella italia! ❤

 INGREDIENTES (2 personas): 
4-5 patatas grandes 
1 vaso de harina de trigo sarraceno aproximadamente  
una pizca de sal 
una pizca de pimienta
*un huevo. (Optativo, nosotros lo hemos hecho sin huevo).

Las patatas se cuecen a fuego lento y con piel, unos 20-25 minutos, o hasta que queden tiernas. Se pelan y se pasan por el pasa puré (si no tenéis pasa puré se puede aplastar con un simple tenedor!, pero nada de túrmix! Eso sí, necesitaremos más tiempo pero quedarán igual de bien).
 
Una vez tenemos el puré, salpimentamos y añadimos poco a poco la harina, amasando como si hiciéramos una masa de pan. Quedará como una masa de pizza, elástica y nada pegajosa. Si nos hemos pasado con la harina, solo queda añadir un poco de agua de la cocción de las patatas, amasar y rectificar con más harina si fuera necesario.
 
Ahora formamos unas pequeñas bolitas o un tubo largo como un churro (técnica de alfarería), que cortaremos en trozos más pequeños. Dejamos enfriar unos minutos.

Ponemos el agua a calentar y cuando rompa a hervir, incorporamos la sal y  los gnocchi hasta que floten. Una vez empiezan a flotar los sacamos rápidamente.

Para la salsa pusimos solamente hierbas aromáticas secas, pimentón dulce y aceite de oliva. Pero podéis salsearlo con lo que más os guste. Incluso un aceite aromático de romero, guindilla o salvia le irá de maravilla!

                                                                       
  Buono!😋

jueves, 16 de marzo de 2017

Semillas de chía con puré de naranja.

Hoy cambiamos de registro y os proponemos un desayuno natural, lleno de vitamina C y antioxidantes. Además, es muy fácil de hacer y está riquísimo.

Esta receta la podéis usar como base y añadir las frutas y los cereales que más os gusten (ya sea granola, muesli, avena, trigo sarraceno, quinoa, etc.). Nosotros solemos utilizar diferentes frutas como base y lo acompañamos con los alimentos que más nos apetecen según el día. Y si son de temporada, mejor!

Voilà el resultado de un desayuno ligero tras unos días de excesos.

¡Qué disfrutéis mucho del día!

INGREDIENTES (para 2 personas):
2 naranja
8 frambuesas congeladas
1 plátano
1 pizca de coco seco
4 cucharadas de semillas de chía
6 fresas

En el vaso de la túrmix ponemos las dos naranjas peladas y a trocitos. Trituramos bien y repartimos en dos cuencos.

Colocamos las semillas de chía, las fresas, las frambuesas, el plátano y el coco en cada cuenco y listo! 

¡Venga, ánimo y a crear vuestras composiciones frutales!  😊

viernes, 10 de marzo de 2017

Coca o bizcocho de manzana.

Esta semana también continuamos en modo dulzón. Prometemos que la semana que viene cambiaremos de categoría!

Esta coca de manzana es una versión libre de una coca que hacíamos mucho durante mi infancia escolar, aunque en ésta hemos usado harina integral y bicarbonato. Por cierto, si lo hacéis con levadura química no sube igual ni queda tan esponjoso! 

 También hemos utilizado el sirope de agave y las pasas, que le dan el toque dulzón, pero podéis utilizar el edulcorante que más os guste y subir o bajar el nivel de azúcar. Aunque os advierto que nuestro nivel es muy bajo...y más saludable, claro!

Y si os apetece, os dejamos una películas de animación para ver mientras coméis la coca: la tortuga roja. Una película hecha en coproducción con los estudios Ghibli que nos muestra como una historia muda puede estar llena de poesía. No recomendable a quienes esperen mucha acción!

¡Esperamos que os guste!

INGREDIENTES (para unas 3-4 personas):
Para la masa:
1 taza y 1/2 de harina integral
3 manzanas peladas (1 y 1/2 para la masa y el resto para decorar cortada en láminas)
1 cucharadita de pasas sultanas
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 pizca de canela
1 pizca de vainilla
1 pizca de sal
1 vaso de agua o el zumo de una naranja y agua, hasta obtener un vaso
1 cucharada de vinagre de manzana
4 cucharadas de sirope de agave o miel (o azúcar de coco. El edulcorante que más os guste)
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para el sirope o gelatina con el que pintaremos la coca:
50 ml de agua o un vaso de chupito de agua
1 cucharada de sirope de agave 
1 puntita de una cucharadita de café de alga agar-agar en polvo


Precalentamos el horno previamente a 170°-180°.

En un bol mezclamos los ingredientes líquidos y sólidos (el vaso de agua o de zumo de naranja; la cucharada de vinagre; las 5 de aceite de oliva; la miel o el sirope, las manzanas y las pasas) y trituramos bien con la túrmix o batidora. 

En otro bol ponemos los secos (la harina, la sal, el bicarbonato, la vainilla y la canela) y mezclamos. 

Ahora, en un bol más grande, lo juntamos todo y removemos bien (podéis hacerlo a mano o con unas barillas). Lo ponemos todo en un molde y decoramos con la manzana cortada a láminas. Colocamos el recipiente en el horno unos 35-40 minutos. *Recordad, pinchad con un cuchillo para ver si sale seco y si es así, ya estará lista la coca.

Cuando la coca esté ya fuera del horno, preparamos la gelatina con la que la vamos a pintar:

Ponemos en un cazo el agua, el sirope y llevamos a ebullición a fuego bajo. 

Incorporamos el agar-agar y no paramos de remover hasta que veamos una textura homogénea -unos tres minutos-. 

Dejamos enfriar unos 2 minutos y pintamos la coca hasta que quede bien cubierta. Dejamos enfriar y listo!


¡Ahora solo queda disfrutar de vuestra merienda!👌

jueves, 2 de marzo de 2017

Cupcakes integrales de chocolate y especias (sin huevo, veganas).

Lamentamos el silencio de estas semanas, un triste acontecimiento familiar nos ha mantenido inactivos (una nueva estrella nos guía desde el cielo). Por eso, hoy elegimos una receta dulce, para hacerlo todo más llevadero.

Estos cupcakes o magdalenas están hechas con harina integral y poco azúcar. La harina la podéis cambiar por harina de centeno o mitad integral, mitad harina de espelta, centeno... como más os guste. Además, nosotros solemos tener el nivel de dulce un poco bajo, ya que no consumimos casi, pero podéis añadir el edulcorante que más utilicéis; e incluso, podéis jugar con las cantidades de los ingredientes y eliminar alguna de las especias. ¡A vosotros de buscar vuestras cupcakes ideales y saludables!

¡Os deseamos un buen fin de semana!

INGREDIENTES (para unos 6-7):
Para la masa:
1 taza y 1/2 de harina integral
2 cucharadas de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 pizca de cardamomo
1 pizca de canela
1 pizca de vainilla
1 pizca de sal
la puntita de una cucharilla de clavo (suele tener un sabor muy fuerte, mejor menos que más)
1 vaso de agua o el zumo de una naranja y agua, hasta obtener un vaso
1 cucharada de vinagre de manzana
4 cucharadas de sirope de agave o miel (o azúcar de coco. El edulcorante que más os guste)
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  
Para el frosting o glaseado:
1 cucharada 1/2 de agua filtrada
3 cuadraditos de chocolate negro al 80%
1 pizca de coco seco rallado (o almendras, nibs de chocolate, nueces, pistachos,etc...)

Precalentamos el horno previamente a 170°-180° para que, nada más tengamos la mezcla, el bicarbonato pueda hacer subir las magdalenas. Y preparamos los moldes de las magdalenas en una bandeja para colocar en el horno.

En un bol mezclamos los ingredientes líquidos (el vaso de agua o de zumo de naranja; la cucharada de vinagre; la miel o el sirope) y removemos bien. En otro bol ponemos los secos (la harina, la sal, el bicarbonato, las especias y el cacao) y mezclamos. 

Ahora, en un bol más grande, juntamos todos los  ingredientes y removemos bien (podéis hacerlo a mano o con unas barillas). E incorporamos unas cucharadas de la mezcla a los moldes de magdalena; no debe rebasar la mitad del molde, ya que doblará su volúmen. Ponemos la bandeja en el horno unos 30 minutos. *Recordad que cada uno conoce su horno...así que si no estáis seguros, pinchad con un cuchillo para ver si sale seco y ya estarán listas.

Para el frostig o glaseado hemos fundido el chocolate al baño maría o baño de vapor (igual que al baño maría, pero el bol no tocará nunca el agua, quedará encajado en la olla). Una vez listo hemos pintado las magdalenas y añadido el coco.


😋 Ya podemos disfrutar de nuestras magdalenas especiadas!

viernes, 20 de enero de 2017

Bizcocho de chocolate sin huevo ni leche.


Como el fresquito sigue sin ganas de irse, nada mejor que aprovechar el tiempo y preparar un bizcocho de chocolate. ¿No os parece?

Normalmente, las recetas que os proponemos son nuestras pero siempre que encontramos alguna ideal, no dudamos en compartirla! En este caso, la receta original es de la web buenoysin (aquí tenéis el documento imprimible). 

Hemos hecho algunos cambios en la receta base y la técnica ha sido manual. Aunque, si deseáis hacer tanto la versión original como la nuestra, os aseguraros que ambas os saldrá muy bien.

Nota: la receta lleva vinagre (ácido acético) y bicarbonato (bicarbonato de sódio); estos dos ingredientes en interacción se convierten en ácido carbónico, ayudándo a subir el bizcocho y dejarlo esponjoso- ya que el bicarbonato se activa con un ingrediente ácido- y provocando, con el calor del horno, que se convierta en dióxido de carbono. Podéis utilizar las típicas "gaseosas " -papelillos que se venden para usar de dos en dos- o la levadura química, pero es lo mismo y esta opción es más natural! 
 Si tenéis dudas sobre levadura química y demás, clicad aquí.

Y ya sabéis... al mal tiempo, buena cara!
 
INGREDIENTES:
65 ml de aceite de oliva
1/2 cucharadita de vainilla en polvo
2 cucharadas soperas de cacao en polvo desgrasado sin azúcar
1 cucharada sopera de vinagre
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 pizca de sal
225 gr de harina integral
300gr de leche vegetal (nosotros utilizamos una mezcla de amendras y de arroz al 50%)
2 cucharadas de sirope de agave, a nosotros nos gusta poco dulce (la receta original lleva 200ml de estevia, pero podéis usar azúcar de coco o poner 75ml de sirope de agave o miel si os gusta más dulzón)

Para la cobertura: 1/2 tableta de chocolate negro al 85 %; 2 cucharadas soperas de agua; frutos rojos al gusto.

Precalentamos el horno a 180° y preparamos el molde engrasándolo con aceite o colocándole papel para horno.

En un bol ponemos la leche, el aceite, el azúcar o agave, la vainilla y el cacao. Mezclamos bien e incorporamos el vinagre y volvemos a mezclar.

Ahora añadimos la harina, el bicarbonato y la sal. Removemos bien creando una masa de consistencia media, ni excesivamente líquida ni demasiado compacta. Parecida a la masa de magdalenas o bizcochos.

Se coloca todo en el molde y se hornea a 170° durante unos 30-40 minutos, hasta que salga el cuchillo limpio.

Una vez fría y desmoldada, pintamos con cobertura de chocolate fundida. Recordad que nosotros utilizamos 1/2 tableta de chocolate negro con dos  cucharadas de agua; y hecho al baño maría. Se pinta el bizcocho y se decora con futos rojos. 

*Si tenéis mermelada casera de frutos rojos, no dudéis en cortar el bizcocho por la mitad y rellenarlo con ella. Lo cerráis; pintáis con el chocolate y decoráis con frutos rojos, fresas o frambuesas.

Feliz día

viernes, 13 de enero de 2017

Galletas de sésamo y chía.

Para esta semana tan gélida os dejamos unas galletas que acompañarán estupendamente una bebida bien calientita... porque menudo fresco nos está haciendo!

Nuestra nueva receta está medida con cucharadas bien colmadas, para que veáis lo fácil que es hacerla! Y no lleva azúcar, solamente una cucharada de sirope de agave  (si os gustan más dulces, podéis añadir dos o tres; e incrementar una o dos cucharadas extras de harina a la masa, para que no os quede muy  líquida). Además, podéis pintarlas de chocolate negro y os quedarán buenísimas 😋.

Realizada con sésamo y chía, nos aportan omega 6 y omega 3; lleva poco azúcar y mucha fibra; también, harina de espelta, que es mucho más digestiva que las demás, aunque sigue conteniendo gluten -cuidado los celíacos-. Y no lleva ni huevo ni leche. ¡Ideal para los intolerantes!

¡Os deseamos un muy buen día, a pesar del fresquito!

INGREDIENTES (8-10 galletas):
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de semillas de chía
8 cucharadas de agua
8 cucaradas de harina de espelta integral
1 pizca de vainilla en polvo
1-2 cucharadas de sirope de agave o miel (al gusto)
1 cucharada de sésamo

Se mezclan todos los ingredientes y se amasan hasta que se aglutinen  bien. Se forma una bola; se pone en un frasco de vidrio cerrado y se deja reposar en la nevera unos 30 minutos. 

Se aplasta la masa y con un cortapasta bonito se le da forma a las galletas. Se colocan encima de papel para horno y se hornean durante 10 minutos a 170° y listo.

¡Muy saludables!
Os dejamos dos fotos del proceso:

Así de compacta queda la masa
Galletas ya cortadas