viernes, 20 de enero de 2017

Bizcocho de chocolate sin huevo ni leche.


Como el fresquito sigue sin ganas de irse, nada mejor que aprovechar el tiempo y preparar un bizcocho de chocolate. ¿No os parece?

Normalmente, las recetas que os proponemos son nuestras pero siempre que encontramos alguna ideal, no dudamos en compartirla! En este caso, la receta original es de la web buenoysin (aquí tenéis el documento imprimible). 

Hemos hecho algunos cambios en la receta base y la técnica ha sido manual. Aunque, si deseáis hacer tanto la versión original como la nuestra, os aseguraros que ambas os saldrá muy bien.

Nota: la receta lleva vinagre (ácido acético) y bicarbonato (bicarbonato de sódio); estos dos ingredientes en interacción se convierten en ácido carbónico, ayudándo a subir el bizcocho y dejarlo esponjoso- ya que el bicarbonato se activa con un ingrediente ácido- y provocando, con el calor del horno, que se convierta en dióxido de carbono. Podéis utilizar las típicas "gaseosas " -papelillos que se venden para usar de dos en dos- o la levadura química, pero es lo mismo y esta opción es más natural! 
 Si tenéis dudas sobre levadura química y demás, clicad aquí.

Y ya sabéis... al mal tiempo, buena cara!
 
INGREDIENTES:
65 ml de aceite de oliva
1/2 cucharadita de vainilla en polvo
2 cucharadas soperas de cacao en polvo desgrasado sin azúcar
1 cucharada sopera de vinagre
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 pizca de sal
225 gr de harina integral
300gr de leche vegetal (nosotros utilizamos una mezcla de amendras y de arroz al 50%)
2 cucharadas de sirope de agave, a nosotros nos gusta poco dulce (la receta original lleva 200ml de estevia, pero podéis usar azúcar de coco o poner 75ml de sirope de agave o miel si os gusta más dulzón)

Para la cobertura: 1/2 tableta de chocolate negro al 85 %; 2 cucharadas soperas de agua; frutos rojos al gusto.

Precalentamos el horno a 180° y preparamos el molde engrasándolo con aceite o colocándole papel para horno.

En un bol ponemos la leche, el aceite, el azúcar o agave, la vainilla y el cacao. Mezclamos bien e incorporamos el vinagre y volvemos a mezclar.

Ahora añadimos la harina, el bicarbonato y la sal. Removemos bien creando una masa de consistencia media, ni excesivamente líquida ni demasiado compacta. Parecida a la masa de magdalenas o bizcochos.

Se coloca todo en el molde y se hornea a 170° durante unos 30-40 minutos, hasta que salga el cuchillo limpio.

Una vez fría y desmoldada, pintamos con cobertura de chocolate fundida. Recordad que nosotros utilizamos 1/2 tableta de chocolate negro con dos  cucharadas de agua; y hecho al baño maría. Se pinta el bizcocho y se decora con futos rojos. 

*Si tenéis mermelada casera de frutos rojos, no dudéis en cortar el bizcocho por la mitad y rellenarlo con ella. Lo cerráis; pintáis con el chocolate y decoráis con frutos rojos, fresas o frambuesas.

Feliz día

viernes, 13 de enero de 2017

Galletas de sésamo y chía.

Para esta semana tan gélida, os dejamos unas galletas que acompañarán estupendamente una bebida bien calientita... porque menudo fresco nos está haciendo!

Nuestra nueva receta está medida con cucharadas bien colmadas, para que veáis lo fácil que es hacerla! Y no lleva azúcar, solamente una cucharada de sirope de agave  (si os gustan más dulces, podéis añadir dos o tres; e incrementar una o dos cucharadas extras de harina a la masa, para que no os quede muy  líquida). Además, podéis pintarlas de chocolate negro y os quedarán buenísimas 😋.

Realizada con sésamo y chía, nos aportan omega 6 y omega 3; lleva poco azúcar y mucha fibra; también, harina de espelta, que es mucho más digestiva que las demás, aunque sigue conteniendo gluten -cuidado los celíacos-. Y no lleva ni huevo ni leche. ¡Ideal para los intolerantes!

¡Os deseamos un muy buen día, a pesar del fresquito!

INGREDIENTES (8-10 galletas):
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de semillas de chía
8 cucharadas de agua
8 cucaradas de harina de espelta integral
1 pizca de vainilla en polvo
1-2 cucharadas de sirope de agave o miel (al gusto)
1 cucharada de sésamo

Se mezclan todos los ingredientes y se amasan hasta que se aglutinen  bien. Se forma una bola; se pone en un frasco de vidrio cerrado y se deja reposar en la nevera unos 30 minutos. 

Se aplasta la masa y con un cortapasta bonito se le da forma a las galletas. Se colocan encima de papel para horno y se hornean durante 10 minutos a 170° y listo.

¡Muy saludables!
Os dejamos dos fotos del proceso:

Así de compacta queda la masa
Galletas ya cortadas

viernes, 6 de enero de 2017

Cappuccino de achicoria.

Para empezar el año nuevo, os dejamos una bebida que puede sustituir al café: la achicoria

Nosotros la tomamos tanto con agua como con leche vegetal. Y esta vez, como bien merece el día, acompañado por un roscón de reyes casero y vegano!

 Por cierto, la leche de almendra le da un sabor muy especial. Y con cacao y canela está realmente rico! Aunque no es una bebida dulce, podéis ponerle un poco de miel, estevia o sirope de agave al gusto.

Esperamos y deseamos que tengáis un feliz año 2017. 

Y para los que tengan muchos retos que afrontar, buenos y malos, les mandamos mucha energía  

INGREDIENTES (1 PERSONA):
1 taza de leche vegetal de almendras (la que más os guste o agua)
1 pizca de canela
1 pizca de cacao en polvo desgrasado
1 o 2 cucharaditas de achicoria instantánea o en polvo (al gusto)

Calentamos un poco el agua o la leche vegetal. Servimos en una taza; espolvoreamos un poco de canela, la achicoria instantánea y el cacao en polvo. Removemos y listo!

 Si es achicoria natural en polvo: mezcla el polvo con el agua hervida; deja reposar unos 5-10 minutos  y cuela. Sirve en una taza y añade el cacao y la canela.

Recordad, nosotros no añadimos sirope de agave, ni estevia, ni nada...pero podéis elegir tanto el edulcorante como la cantidad de los ingredientes, según vuestras preferencias.

¡Feliz año! 

jueves, 22 de diciembre de 2016

Pimientos rellenos de verdura.

National Geographic
Esta semana os dejamos un plato que, por desgracia, no solemos hacer mucho, pero que está delicioso! No presenta gran dificultad, solamente paciencia y encontrar el punto de cocción del arroz, que puede ser lo más problemático. 
 La receta original suele llevar carne picada y no zanahoria, pero a nosotros nos encanta así.  

Los platos veganos o vegetarianos pueden ser aptos para todos los paladares. Además, lo bueno de este plato es que lo podéis hacer la noche de antes y comerlo en el trabajo! Seguirá igual de bueno y seréis un@ de los más envidiados de la mesa!

Os dejamos, para que no os aburráis durante estas fiestas, otra recomendación: "Before the Flood" o "Antes que sea tarde"  (título en español). La película documental producida por Leonardo DiCaprio y  Martin Scorsese sobre el cambio climático. Esperamos que os haga reflexionar y comer más verduras 😉

¡Felices fiestas a tod@s!

INGREDIENTES (1 PERSONA):
1 pimiento rojo grande o dos medianos cortados por la parte superior, dejando como una tapa
2 dedos de vaso de arroz por pimiento (esta vez utilizamos el arroz bomba)
1 tomate grande
1 zanahoria grande o un trozo de calabaza (también queda muy bueno)
1 cebolla grande
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de cúrcuma
1/2 vaso de caldo
1 chorrito de aceite de oliva virge extra, como siempre!


En una sartén doramos la cebolla, el tomate y la zanahoria troceados a cuadraditos. Cuando esté dorado incorporamos el arroz y el caldo -optativo, si no tenéis caldo no pasa nada-. Dejamos que todo se dore a fuego bajo unos minutos y el caldo se evapore un poco. Salpimentamos y añadimos la cúrcuma y la pimienta. Removemos y rellenamos los pimientos.

En un recipiente con tapa, ponemos los pimientos rellenos y cerrados con un palillo. Los pintamos con un poco de aceite y dejamos cocinar 1'30h a casi 2 horas con el recipiente cerrado. Si no tenéis un recipiente con tapa colocad papel de aluminio, para que haga el efecto vapor. Aunque siempre es recomendable un recipiente cerrado, tipo vidrio o pyrex.

Lo más delicado es controlar la cocción del arroz. Pero en 1'45h suele estar cocido, siempre que no sea integral o basmati integral, ya que requerirán mayor tiempo y más caldo en la preparación.

Si os sobra un poco de preparado de arroz, no dudéis en rellenar pimientos más pequeños!

¡Buen provecho! 
Nos vemos en dos semanas  

domingo, 18 de diciembre de 2016

Sopa agridulce de col.

Hoy, a las puertas del invierno, hemos optado por una sopa agridulce para llenar y calentar nuestros estómagos hambrientos. Aunque también puede convertirse en agripicante, dependiendo de si añadís o no un poco de cayena a la receta. Y, sobre todo, no os olvidéis de utilizar un rico caldo casero.

 En la ayurveda, la medicina tradicional hindú, el picante se utiliza como estimulante, incrementa los jugos gástricos y mejora el sabor de los alimentos. Incluso en épocas de resfriado, utilizan un remedio casero hecho con caldo de verduras, con bastante pimienta negra y un poco de cayena, haciendo sudar y eliminar toxinas. Pero recordad, es un remedio casero, por lo tanto, mejor siempre consultar a vuestro médico de cabecera.Y no tomarlo si tenéis la garganta irritada! 

Esta vez hemos realizado la sopa con col -que está de temporada-, pimiento y cebolla. Pero recordad, que podéis ponerle  las verduras que más os gusten o tengáis por la nevera. ¡Todas valen!

¡Venga, a poner en marcha vuestra creatividad!  

INGREDIENTES (2 PERSONAS):
1/4 de col rizada mediana troceada
1 cebolla
2 zanahorias
1/2 pimiento rojo
1 huevo (optativo)
1 pizca de sal (optativo)
1 pizca de pimienta negra
1/2 cucharadita de cúrcuma
3 cucharadas de salsa de soja
4-5 cucharadas de vinagre de arroz  (de manzana, etc.)
3 vasos de caldo de verduras

Se limpian y trocean en cuadraditos pequeños las verduras. Mientras, en un cazo ponemos el caldo a hervir. Una vez llevado a ebullición colocamos las verduras y dejamos que cueza todo a fuego medio-bajo unos 10-15 minutos.

Incorporamos el vinagre, la salsa de soja, la sal, la pimienta negra y la cúrcuma. Dejamos que cueza unos 5 minutos y añadimos el huevo. Removemos bien para que el huevo forme unos pequeños filamentos y quede bien revuelto. 

¡Listo para servir!

jueves, 8 de diciembre de 2016

Galletas de avena, plátano y frambuesas.

Ya estamos en la pre-Navidad, así que nada mejor que unas galletitas saludables para ir abriendo boca a la época más festiva del año. Y de paso, os damos ideas de dulces, fáciles y económicas, para hacer con niños y tenerlos entretenidos un ratito.😉

En la receta hemos utilizado frambuesas congeladas, pero cualquier fruta que os guste puede ligar muy bien. Por ejemplo, el mango, las frambuesas, etc.

Y si tenéis un ratito, nada mejor que ver alguna película. Os recomendamos "capitán fantástico"; una película no recomendada a menores de 12 años ni a los amantes de los animales -debido a algunas escenas-, pero que hace reflexionar sobre la educación infantil.

¡Esperamos que estéis pasando un muy feliz puente! 

INGREDIENTES (5-6 GALLETAS): 
1 plátano 
1 vaso de copos de avena integral
1/2 vaso de frambuesas congeladas (o moras o la fruta que más os guste)
1 pizca de coco rallado (optativo) 

Machacamos el plátano con un tenedor y lo mezclamos bien con la avena, hasta que se hayan aglutinado. Ahora pasamos a hacer las bolas manualmente y las aplanamos con el tenedor. Se colocan sobre papel sulfurizado y se hornean unos 10-15 minutos a 170° (según horno) y listo!

Aplastamos con el tenedor las frambuesas congeladas; recubrimos las galletas con la mezcla y decoramos con coco.

¡Sanas, rápidas y muy ricas!

viernes, 2 de diciembre de 2016

Croquetas de trigo sarraceno y brócoli.

Hoy os traemos una receta-truco, realizada con el trigo sarraceno que nos sobró del día de antes, cuando hicimos una ensalada.

Como ya sabéis, nuestra política es no desperdiciar ningún alimento y adaptar el menú según los excedentes que tengamos por casa. Si no tenéis trigo sarraceno, no importa! Unas alubias, garbanzos o lentejas irán también muy bien; solamente deberéis tener cuidado con que la textura de la masa pueda moldearse bien y no quede muy húmeda. Y como son un alimento seco, acompañarlas de una salsa casera será lo ideal.

¡Esperamos que os sirvan como idea para realizar nuevos platos con vuestras sobras!
¡Feliz día!

INGREDIENTES  (PARA 7-8 CROQUETAS):
1 zanahoria pequeña
1/2 pepino rallado y bien escurrido
1 trocito de cebolla
2-3 arbolitos de brócoli
2 ajos
1 pizca de perejil para la salsa y otro para las croquetas
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra
1 chorrito de aceite de oliva
1/2 taza de trigo sarraceno ya cocido
1 yogur natural (de soja, cabra, etc.)
1 pizca de harina de sarraceno para rebozar las croquetas (o la harina que queráis)   

En un robot de cocina se coloca la zanahoria, el perejil, la cebolla, el brócoli, la sal y un ajo. Se pica durante unos segundos y se añade el trigo sarraceno. Se vuelve a picar un poco y listo.

Ahora, empezamos a formar con las manos bolitas compactas de nuestra masa. Si os quedaran poco compactas, añadid unas almendras, nueces, piñones o algunos garbanzos triturados.

Las pasamos por la harina y las doramos un poco en la paella o las ponemos 10 minutos a 170° en el horno. De las dos maneras están buenas. Además, como los ingredientes pueden comerse crudos, no necesitan mucho cocinado.

Para la salsa: en un bol colocamos el pepino rallado, la sal, la pimienta, el ajo rallado y un chorrito de aceite. Removemos y decoramos con el perejil.

Ahora solamente emplatamos y servimos con pan libanés, de pita o solas! De todas las maneras están ricas.

¡A comer!

domingo, 27 de noviembre de 2016

Infusión de tomillo, romero y ortiga.

Últimamente el otoño nos deja días preciosos pero muy variaditos... tanto que pueden hacer que nuestra semana sea más larga de lo normal debido a algún que otro dolor de garganta... Sí, a nosotros, nos ha pillado! 😌

Pero, para hacer frente a esta pequeña recaída otoñal, tenemos un remedio que nos va genial. Ojo, que no significa que le vaya bien a todo el mundo; con el tema de las infusiones debemos informarmos bien antes de tomarlas, ya que algunas están contraindicadas si se toma medicación, se está embarazada, etc.

Nuestro remedio para el aparato respiratorio está compuesto de tomillo y romero, que son un antibiótico natural; al igual que el jengibre y la cúrcuma, que acompañado de un poco de limón es un buen antiinflamatorio;  otro antiinflamatorio es la camomila. Añadimos también un antiviral como la menta; un toque aromático y digestivo con la albahaca y un antibactericida con la ortiga.

 Vaya, hacemos un cóctel total!

Recordad, no todas las hierbas aromáticas que ponemos en esta receta sirven para todas las personas. Aunque a nosotros nos va bien, debéis adaptar la receta a vuestras preferencias, necesidades o limitaciones y, sobre todo, consultad con vuestro especialista o médico de familia antes de tomar cualquier infusión.


¡Esperamos que disfrutéis mucho de lo que queda día!   

INGREDIENTES (750ml):
3 tazas de agua
1/2 cucharadita de tomillo
1/2 cucharadita de romero
1 disco de 1 cm jengibre 
1/2 cucharadita de menta
1/2 cucharadita de  camomila
un poco de piel de limón (una tira) 
1/2 cucharadita de albahaca
1/2 cucharadita de cúrcuma
1/2 cucharadita de ortiga 
una pizca de pimieta negra  (optativo. Si está inflamada la garganta, nosotros la
 eliminamos para no provocar más irritación

Se lleva a ebullición el agua con todos los ingredientes. Cuando empiecen a aparecer las burbujas, se saca el cazo del fuego y se deja reposar unos 7-10 minutos. 

Se coloca todo en una tetera para servir o, según vamos bebiendo, lo vamos colando y sirviendo en una taza. 


Ahora solo queda elegir vuestra taza favorita y degustar.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Dulce de caqui y frambuesas.

Aprovechando los frutos que nos brinda el otoño, hoy os dejamos un dulce muy fácil hecho con caquis. 

Ahora, como ya sabéis, este fruto está en plena temporada y nos ofrecen todos sus nutrientes (vitaminas A, C y E. Clicad aquí para saber más de sus propiedades). Por eso, nada mejor que realizar un postre vistoso y rico en solamente 5 minutos! Sí, sí, ni más ni menos!

Esta receta ha nacido de nuestras ganas de comer algo dulce y 100% natural. ¡Ideal para todos!

Ademas, podéis reemplazar las frambuesas por grosellas o fresas congeladas; o poner una capa de semillas de chía remojadas en leche la noche antes o 4 horas antes; incluso podéis poner una capa de frutos secos a trocitos. De todas las formas está riquísimo! 
Venga, utilizamos los caquis hoy?

INGREDIENTES (2 PERSONAS):
2 caquis pequeños
1 chorrito de limón (optativo)
1 puñado de frambuesas congeladas (cantidad al gusto)
un puñado de nueces o frutos secos (al gusto; enteras o trituradas)

Se trituran las frambuesas en la batidora y se vierte el puré obtenido en los recipientes elegidos.

Se lavan bien los caquis; se trocean y se colocan en el vaso de la batidora, junto al chorrito de limón. Se bate bien y se vierte un poco en cada uno de los recipientes, encima del puré de frambuesas.


Decoramos con las nueces enteras o trituradas y listo!

Ejemplo con semillas de chía y grosellas

 



viernes, 11 de noviembre de 2016

Paté vegetal de pimiento asado y aceitunas.

Esta semana os dejamos otra receta que nos hace viajar a... Turquía.

El paté que os presentamos hoy se parece mucho al "muhammara" (la crema de pimientos, nueces y granada de la gastronomía Siria), aunque el nuestro solamente llevará el pimiento rojo e irá acompañado de aceitunas negras, almendras y ajo. Unos ingredientes que podemos tener fácilmente por casa y que en cinco minutos harán de este sencillo plato uno de nuestros favoritos! (abstenerse los que no amen el pimiento...Sorry!)

Normalmente, lo más conocido de la cocina turca son sus platos de carne o de pescado, verdad? Pero sus patés, tomados como entrante y llamados "meze o mezze", son una verdadera delicia! Suelen llevar frutos secos y pueden estar hechos con tomate seco, aceitunas, berenjena, etc.; e ir acompañados de pequeños panes o panes de pita. ¡Mmmm, a ver quién puede resistirse a eso!

Nosotros os hemos dejado una versión inventada y más personal del paté de pimiento rojo, ya que no tenemos la receta base...aunque esperamos que también os guste. Ah, y lo servimos con un pan integral libanés delicioso!

  Y, como siempre decimos, a cada uno de crear el suyo!
¡Buen provecho!

INGREDIENTES  (PARA UN TARRO DE 200ML): 
1 pimiento rojo asado al horno (a 170° durante 60 minutos más o menos) al que le quitamos la piel
1 pizca de pimienta negra
1 pizca de pimentón dulce (optativo) 
1 cucharadita de cúrcuma
1 chorrito de aceite de oliva
6-8 almendras (o nueces, anacardos... lo que más os guste)
1 pizca de pan (optativo, por si os queda muy líquida)
2-3 aceitunas negras (al gusto. Nosotros pusimos unas pocas,ya que eran un pelín saladas, pero cualquier tipo irá fenomenal; por eso no añadimos sal a la receta!)
1 ajo
1 chorrito de limón
1 pizca de comino (optativo)
1 pizca de sésamo, semillas, perejil...para decorar

Se ponen todos los ingredientes en el vaso de la batidora y se baten hasta obtener la textura deseada. Si os queda muy líquido podéis añadir para darle más consistencia un poco de pan, garbanzos o alúbias ya cocidas; incluso un poco más de frutos secos. 

Lo vertemos todo a un recipiente y decoramos con sésamo o lo que más nos guste.

¡Esta receta es ideal para llevar al trabajo con crudités o un poco de pan; o como aperitivo para comer en casa! 

*Damos la bienvenida a los miembros recién llegados al blog ¡Gracias!